¡Creemos nuestro propio código! – Desafios Educativos

¡Creemos nuestro propio código!

Códigos y más códigos

Paralelo al lenguaje hay cientos de códigos que, en menor o mayor grado, compartimos los humanos. A veces con mucha habitualidad y sin darnos cuenta, como por ejemplo, en la calle para leer el semáforo y las señales de tránsito, y otras, son códigos especializados como el de navegación marítima con sus banderas de diferentes formas y colores.

Está el código morse que es un sistema de representación de letras y números mediante señales emitidas de forma intermitente, sean visuales o acústicas. Hay códigos de heráldica. Los indios usaban señales de humo, y hasta nosotros en la playa encontramos banderillas que nos dicen de la peligrosidad del mar, o en una partida de truco tenemos señas para comunicar nuestras cartas.

Les proponemos que armen un álbum de códigos donde desarrollen en fichas todos aquellos que puedan encontrar. Usen el frente de la ficha para hacer su descripción técnica y el dorso para su codificación.

¡Nunca se sabe cuándo les puede sorprender encontrarse en la situación de usarlos!

Caritas e ideogramas

En ciertas escrituras como la china o la japonesa encontramos los Ideogramas que son unos símbolos que representan palabras o ideas. De forma similar, en los mensajes electrónicos, nos habituamos a usar emoticones y caritas que simbolizan también palabras o, en general, se usan puntualmente para comunicar a quien no nos ve, el estado de ánimo en que decimos lo que escribimos.

¡Pero saltemos los íconos ya normatizados! Con tus amigos creá un listado de las palabras o ideas que más usen y asocien a cada una un ícono o dibujito que la represente. Puede resultar muy divertido un ícono para “me muero de hambre” o “no entiendo nada”… ¡Luego pueden compartirlo como código secreto!