Día de la Independencia: ¿Por qué en la Casa de Tucumán? – Desafios Educativos

Día de la Independencia: ¿Por qué en la Casa de Tucumán?

La Casa de Tucumán inscribiría su lugar definitivo en la historia argentina al convertirse, el 9 de julio de 1816, en la sede de la firma del Acta de Independencia. Pero antes de ser un hito nacional, el pintoresco chalet perteneció a la familia Bazán.

Fue construido en 1760 por el comerciante Digo Bazán y Figueroa, para ser otorgado como dote al matrimonio contraído por su hija, Francisca Bazán, con el español Miguel Laguna. Posteriormente, sus hijos residieron por décadas en la residencia.

Durante las gestas de mayo y con motivo de la batalla de Tucumán (1812), el gobierno revolucionario alquiló la casa a los descendientes de Francisca Bazán y, tiempo después, la reasignó como nicho de las deliberaciones del Congreso de Tucumán.

Durante los años sucesivos a la firma de la independencia, la casa se deterioró significativamente, eximida de los reparos de los gobiernos federales. Y recién en 1941, fue declarada Monumento Histórico Nacional.