¡Hola, verano! ¿Por qué hace calor? – Desafios Educativos

¡Hola, verano! ¿Por qué hace calor?

Orilla diciembre y las temperaturas empiezan a incrementarse sistemáticamente, como si por obra de magia los termómetros se confabularan en alcanzar sus índices más altos. Esa tendencia se sostiene casi inequívocamente entre el 21 de diciembre hasta el 20 de marzo. Pero… ¿por qué hace calor en verano?

La respuesta la debemos buscar en los manuales de Astronomía, la ciencia que se dedica al estudio del movimiento de los cuerpos celestes. ¿Culpar al Sol? ¡Por supuesto que no! La estrella solar de nuestro sistema emite la misma cantidad de luz todos los días del calendario, y lleva ejerciendo ininterrumpidamente desde hace más de 6.000 años.

En verdad, la clave se halla en la posición de nuestro planeta en perspectiva a la estrella solar. Mientras que en verano los rayos inciden de manera más perpendicular sobre nuestro hemisferio, en invierno lo hacen de manera más inclinada. En julio los rayos que atraviesa la atmósfera son filtrados y reflejados, y por lo tanto calientan menos la superficie terrestre; en enero sucede totalmente lo contrario: al incidir los rayos del sol de manera más perpendicular atraviesan menos masa de atmósfera y calientan mucho más la tierra.

Este fenómeno se produce porque la rotación de la Tierra tiene una inclinación de 23,5° sobre el plano que forma cuando gira alrededor del Sol, lo que se conoce Eclíptica.

Éste es el motivo por el que las estaciones no son igual en el hemisferio Sur que en el hemisferio Norte. Otra de las consecuencias de la eclíptica de la Tierra es que en los polos las estaciones se reducen a dos: invierno y verano, seis meses de luz y seis meses de casi total oscuridad.