¡Bienvenido verano! A cuidar nuestra salud – Desafios Educativos

¡Bienvenido verano! A cuidar nuestra salud

Como sabemos, las temperaturas se incrementan exponencialmente durante los meses de verano. Sin embargo, no queremos detenernos ni un segundo: los días son tan esplendidos que parece que contamos con la energía para correr de mañana a noche.

¡Pero atención! Tantas horas de exposición a los rayos solares pueden ser dañinas para nuestra salud, seamos niños, adolescentes, adultos o abuelos. No importa la edad ni el sexo… Siempre es necesario tomar las precauciones imprescindibles para disfrutar del verano sin someternos a riesgos.

A continuación, algunos consejos para que el sol sea nuestro aliado y no un factor de peligro para la salud:

  • Evitá exponerte al sol en las horas de más calor, entre las 12 y las 16 horas.
  • Hidratate con frecuencia, al menos dos litros de agua por día. Evitá las bebidas de alto contenido en azúcar.
  • Optá por una dieta que incluya varios alimentos ricos en agua.
  • Cuidá tu piel con protectores solares acordes a las exigencias de tu pigmentación y sensibilidad.
  • Si te sentís víctima de un golpe de calor (mareos, dolor de cabeza, vómitos), pedí asistencia y acudí de inmediato a un centro de atención primaria.
  • Cuidate de las insolaciones llevando siempre una gorra, humedeciéndote la nuca con regularidad o resguardándote del sol bajo una sombrilla.