Día de los Derechos Humanos: Derechos de todos – Desafios Educativos

Día de los Derechos Humanos: Derechos de todos

 Todos las personas, tanto hombres, mujeres como niños, tenemos derechos inviolables, sin importar nuestra raza, credo, sexo o idioma. ¡Sí!, de eso se tratan los derechos humanos: ¡la no discriminación y la búsqueda de la igualdad!

El Día de los Derechos Humanos se celebra cada 10 de diciembre, en conmemoración a la fecha en que la Asamblea General adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos, en 1948. Para celebrar el que será el 70 aniversario el próximo año, la Organización de las Naciones Unidas inició una campaña con el propósito de destacar la trascendencia de este documento histórico, que proclamó los derechos inalienables inherentes a todos los seres humanos, sin importar su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, propiedades, lugar de nacimiento ni ninguna otra condición.

Ya trascurrieron casi setenta años y la Declaración nos continúa fortaleciendo a todos, y los principios que recoge son tan relevantes en la actualidad como lo eran en 1948. Debemos luchar por nuestros propios derechos y por los del prójimo. Podemos pasar a la acción en nuestras vidas diarias para defender aquellos derechos que nos protegen y así fomentar la unión de todos los seres humanos.

Gracias a este documento y el compromiso de los Estados con sus principios integradores, la dignidad de millones de personas se ha visto fortalecida, y se han sentado las bases de un mundo más justo.

Éstos son los postulados que la ONU preparó de cara a la celebración del 70 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos. ¡Es posible construir un mundo mejor!

  • La Declaración Universal de los Derechos Humanos nos fortalece a todos.
  • Los derechos humanos nos conciernen a todos nosotros cada día.
  • La condición humana que compartimos tiene sus raíces en estos valores universales.
  • La equidad, la justicia y la libertad evitan la violencia y velan por la paz.
  • Cada vez que abandonamos los derechos humanos, corremos un gran riesgo.
  • Debemos luchar por nuestros derechos y por los del prójimo.