Semana del Espacio: Marte – Desafios Educativos

Semana del Espacio: Marte

Marte es el cuarto planeta del Sistema Solar, conocido popularmente como el “planeta rojo”. Su nombre, proveniente de la mitología romana, alude al “Dios de la Guerra”, y hace referencia a su color. Este tono rojizo de su superficie se debe a la oxidación o corrosión de las rocas, similares al basalto terrestre.

El planeta presenta una atmósfera muy delgada, formada principalmente por dióxido de carbono, que se congela alternativamente en cada uno de los polos. Los estudios demuestran que Marte tuvo, tiempo atrás, una atmósfera más compacta, con nubes y precipitaciones que formaban ríos, por lo que aún hoy se advierten surcos, costas e islas sobre su superficie grana.

Las grandes diferencias de temperatura provocan vientos muy fuertes. Además, la erosión del suelo ayuda a formar tempestades de polvo y arena que degradan todavía más la superficie del planeta.

Después de Venus, el planeta rojo es el cuerpo más brillante en el cielo nocturno de la Tierra. Puede observarse más fácilmente cuando se forma la línea recta Sol-Tierra-Marte (es decir, cuando está en oposición) y se encuentra cerca de la Tierra, lo que ocurre una vez cada 15 años.

A causa de la inclinación de su eje, los veranos en Marte son cortos y calurosos, mientras que los inviernos son largos y fríos. A su vez, se observan neblinas y nubes de hielo a gran altitud, que son el resultado del enfriamiento asociado con las masas de aire que se elevan por encima de las llanuras y montañas de alturas considerables.