Trabajo colectivo en el aula: aprender juntos es aprender mejor – Desafios Educativos

Trabajo colectivo en el aula: aprender juntos es aprender mejor

“Estamos aprendiendo con más entusiasmo porque los temas los elegimos nosotros”, dice Roberto Fernández, que con sus compañeros de 6º año división 7a de la Escuela de Educación Secundaria Nº 9 de Valentín Alsina desarrollan Los Viajes y el Mundo, el proyecto pedagógico interdisciplinario para este ciclo lectivo. “Estudiar es más entretenido y distendido porque no vengo pensando en que tengo que aprobar”, señala Camila Ferreira, que con sus compañeros de 6º año 2a división de la Escuela de Enseñanza Secundaria Nº 2 de Pacheco busca probar, a través de la literatura, si adicciones como los juegos, el trabajo o Internet son negativas.

Proponer el tema, compartir la experiencia con varios de los profesores del año y trabajar en forma multidisciplinaria mientras cada estudiante y docente tiene responsabilidades distintas que confluyen en aprendizajes prácticos es el núcleo del programa Muy Bien 10. Impulsado por Proyecto Educar 2050, del que participan la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), junto a empresas y ONGs, ya se implementa en 10 escuelas medias bonaerenses.

La iniciativa, declarada de interés educativo por los gobiernos bonaerense y nacional, busca reducir las cifras de baja terminalidad del secundario y resolver las deficiencias en el aprendizaje. Sólo el 50% de los alumnos que ingresan en el nivel medio lo concluyen. Y esa brecha es muy contundente entre escuelas públicas y privadas: 30% versus 70%. Esta disparidad se prolonga en la universidad: de cada 100 graduados secundarios 25 provienen de la escuela pública (y sólo cinco terminan la carrera) y 75, del sistema privado (y 25 se gradúan).

En cuanto al nivel de aprendizaje en el secundario, alcanza con señalar que según las últimas evaluaciones oficiales sólo uno de cada dos egresados comprende los textos que lee. Para los estudiantes y los docentes, Muy Bien 10 es un desafío, ya que de forma simultánea conviven el sistema tradicional secundario -con un promedio de nueve materias en el último año- con el trabajo transversal por proyecto, elegido, votado y organizado por los alumnos.

Fuente: Diario La Nación.