Una experiencia educativa única: Certamen “Mi Mundo en Colores” – Desafios Educativos

Una experiencia educativa única: Certamen “Mi Mundo en Colores”

Hoy en día, la educación se enfrenta al desafío de generar experiencias formativas dinámicas, que promuevan el desarrollo de habilidades fundamentales para las nuevas generaciones: la colaboración interpersonal, la elaboración de proyectos y la innovación creativa.

En este contexto surge el Certamen de Pórticos Escolares “Mi Mundo en Colores”. Es un certamen educativo motivante, que invita a directivos, docentes y estudiantes a diseñar y crear proyectos de obras murales que expresen la identidad de cada institución educativa.

Es una propuesta dedicada a la creatividad y la expresión, donde el arte es un punto de encuentro entre las escuelas, las familias y toda la comunidad. La participación es totalmente gratuita y dirigida a estudiantes de todos los niveles educativos de la Provincia de Buenos Aires.

La iniciativa fue declarada de interés educativo por el Director General de Cultura y Educación del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, por su contribución a la formación de valores y aptitudes centrales en la educación de las nuevas generaciones; y por fomentar el fortalecimiento de los vínculos de las instituciones educativas con su comunidad y su entorno.

 

Los pórticos escolares, un lugar de encuentro

El arte es un catalizador que moviliza, atrae y permite integrar y hacer significativos conocimientos y valores. Es por eso que es imprescindible en la formación de las nuevas generaciones, para el aprendizaje de nuevos contenidos, el desarrollo de nuevas capacidades y la motivación del aprendizaje.

Y la fachada de la escuela es el espacio ideal para expresar ideas mediante el arte. Le da creatividad personal y de conjunto al mural, un proyecto que une alumnos, docentes y padres, y permite crear un pacto a través de un mensaje de valor.

A través de la propuesta, el pórtico escolar se transforma en un punto de encuentro entre la escuela y la comunidad: un lugar privilegiado para expresar los valores de la escuela.

Un mural escolar en la fachada de la escuela puede dejar una marca identitaria en el barrio, reforzando el sentido de pertenencia de la institución y su comunidad con su entorno. Genera un impacto que puede modificar al que observa, constituyendo una verdadera experiencia pedagógica y cultural.


El Certamen “Mi Mundo en Colores” es una propuesta pedagógica única, para un aprendizaje significativo y altamente estratégico en la formación de las nuevas generaciones. Una invitación imperdible a que directivos, docentes y estudiantes reflejen su mundo en un mensaje a colores.

Aquellos que quieran saber más podrán informarse e inscribirse ingresando a www.mimundoencolores.com.ar.